EN CIUDAD REAL SUENA EL ROCK POR TODOS LOS RINCONES

Nunca han sido los Suaves muy dados a dejarse caer por tierras manchegas. Si exceptuamos sus visitas a Villarrobledo con motivo del Viña Rock, festival del que se han convertido en clásicos con ocho participaciones entre 2004 y la última edición (no cuento su presencia en la edición de 2007 pues ese año el festival se celebró en Benicassim), lo cierto es que no se puede decir que la banda ourensana se haya prodigado mucho a lo largo de su carrera por las ancestrales tierras de Don Quijote. Al menos, no tanto como por otras partes de la Península.

Si bien en la provincia de Albacete sí fue posible verles en un par de ediciones del desaparecido festival Yeste Rock (2006 y 2007) y en los últimos años han actuado tres veces en la feria de la capital (2006, 2010 y 2014), el resto de provincias manchegas no han sido lugar de paso habitual para nuestros incombustibles rockeros gallegos. Sin embargo, y como siempre ha de haber una excepción que confirme la regla, a finales de 2011 todos los seguidores ciudarrealeños de la banda pudieron disfrutar de los Suaves en concierto en su ciudad. La banda se encontraba entonces cerca de finalizar uno de sus años más intensos en lo que a conciertos se refiere de los últimos tiempos, y el hecho de tocar ante un público poco habitual parecía un aliciente más que de sobra para esperar una noche para el recuerdo.

(Cartel encontrado en subterraneoheavy.com)

La sala Zahora Magestic se convirtió el viernes 18 de de noviembre en el punto de encuentro de la parroquia suave en la capital manchega. La noche ciudarrealeña fue invadida por un ejército de gatos negros que no esperaron para abarrotar el local, sedientos de Rock and Roll.

Comenzaron abriendo fuego los chicos de Mysterika, joven banda de metal melódico procedente de la vecina Miguelturra, quienes se habían ganado el honor de telonear a los veteranos ourensanos tras ser elegidos la banda más prolífica de la provincia en 2011, y que calentaron al público manchego con un repertorio formado por una combinación de versiones y temas propios (su primer álbum, Carpe diem, había sido publicado en enero de aquel año).

Y, después del calentamiento, llegó el partido de verdad, el que todos los seguidores, tanto los locales como aquellos que habían viajado desde otros lugares, llevaban semanas esperando. La marcha final de Los preludios de Franz Liszt anunció la llegada de Yosi y los suyos y ya con las primeras notas de Preparados para el Rock and Roll el público estaba completamente entregado a una banda que durante dos horas hizo de Ciudad Real su casa (que no su hogar). Durante esas dos horas, una pequeña ciudad en el corazón de la Mancha se convirtió en la capital del Rock and Roll, en una noche que quedaría grabada a fuego en la memoria y la garganta de muchísimos manchegos.

El día posterior al concierto, el periódico local Lanza se hacía eco del éxito del concierto (para leer la crónica del mismo, pincha aquí) y juansa compartía en el foro Maneras de vivir el setlist: como era de esperar, no faltaron los grandes clásicos de todas las épocas, pero tampoco las sorpresas. A destacar la inclusión de Antisocial (seguramente nadie se la esperaba, dado que la versión más habitual en los conciertos de los últimos años suele ser Massacre, se agradece la innovación) y Chou chou llega el tren, un auténtico trallazo en directo que por aquellas fechas venía apareciendo con cierta regularidad en el setlist, y el cierre con Chaquetas de cuero, que debió ser apoteósico (lástima que no haya vídeo).

Preparados para el Rock and Roll
Cuando los sueños se van
San Francisco Express
Palabras para Julia
Adiós, adiós
Chou chou llega el tren
Esa noche te perdí
Si pudiera
Malas noticias
¿Sabes? ¡Phil Lynott murió! 
Maldita sea mi suerte
Esta vida me va a matar
Antisocial
Dulce castigo
Dolores se llamaba Lola
Pardao
El afilador
Ya nos vamos
Chaquetas de cuero

En YouTube es posible encontrar varios momentos de aquella noche. El primero, subido por Alberto González, nos muestra los primeros compases del concierto, con Los preludios de Liszt y un fragmento de Preparados para el Rock and Roll:

 

Aquella noche la banda comenzó la actuación con el primer bloque habitual del setlist de entonces (y que poco ha cambiado de un tiempo a esta parte): Preparados-Cuando los sueños se van-SFX-Palabras para Julia. A continuación podemos ver cómo sonó esta última, con la sentida interpretación de Yosi y coreada por toda la sala. Este vídeo y los siguientes hay que agradecérselos a EnRickenbacker, que con su cámara inmortalizó hasta cinco momentos de aquella noche.

 

Maldita sea mi suerte ha sido y será siempre un auténtico bombazo en directo que jamás ha de faltar en los conciertos de la banda. Da igual las veces que se haya escuchado. La pegada del riff es, posiblemente, la más brutal de todo el repertorio suave. Aquella noche, como no podía ser de otra manera, la más famosa retahíla de maldiciones del viejo Yosi estalló con rabia entre las paredes de Zahora, y fue sin duda uno de los momentos más emocionantes del concierto:

 

Después de la inesperada Antisocial, llegó el turno de Dulce castigo, una de las canciones del Santa compaña que mejor funciona en directo y siempre bien apreciada por el público, y tras ella, la inexcusable Dolores, que no por manida ha dejado nunca de animar al personal y, como aquella noche, de desatar la locura de Yosi, que finalizó la canción arrojándose al público y sin camiseta. Yosi en estado puro, ya le conocemos todos.

 

 

Después de una falsa despedida, Yosi, acústica en mano, y compañía regresaban a escena para interpretar con la emoción y el sentimiento de siempre ese himno que en concierto provoca una escalofriante comunión entre todos: hablo, por supuesto, de Pardao. Impagable ver a Charli en segundo plano echándose tranquilamente su cigarrito mientras Yosi canta las primeras estrofas de la canción.

 

Fue una noche mágica, más si cabe por lo infrecuente de las visitas de los ourensanos a la Mancha. Todo sonó de maravilla y Yosi lideró el coro de gargantas que de principio a fin cantaron cada palabra escrita por él. Aquel frío 18 de noviembre quedó claro que los manchegos, además de universales, también somos suaves como los que más.

Esta entrada va dedicada, en especial, a todos mis paisanos suaves.

En la Mancha suena el rock por todos los rincones.

 

Michel

PRIMAVERA SUAVE EN PALMA (I): 20/4/2012

A lo largo de sus más de tres décadas en la carretera, Los Suaves siempre han tenido marcados en rojo, como se suele decir, determinados puntos de la geografía ibérica que han visitado con notable regularidad y donde suelen ofrecer actuaciones más especiales de lo normal. Por poner dos ejemplos significativos, podemos hablar de A Coruña (la ciudad donde empezó todo), o de la sala Zeleste (hoy llamada Razzmatazz) de Barcelona.

En los últimos años, parece que la banda ha fijado en su calendario una visita anual a la hermosa Palma de Mallorca, la ciudad más grande de la isla balear, donde, desde hace 3 años, vienen ofreciendo puntualmente un concierto en los meses de primavera. A lo largo de cuatro episodios, enmarcados dentro de una serie a la que he bautizado PRIMAVERA SUAVE EN PALMA, hablaremos de cada uno de esos conciertos que, hasta la actualidad (2015), Los Suaves han ofrecido en la capital mallorquina en estos últimos años.

En este primer capítulo de la serie nos montamos en nuestro DeLorean particular (perdonadme, soy muy fan de Regreso al futuro) y viajamos hasta el mes de abril de 2012. Los Suaves no han parado de girar desde el lanzamiento, año y medio atrás, del maravilloso directo 29 años, 9 meses y un día, y todavía quedan unos meses hasta el inicio de la llamada Gira de los 1000 conciertos en Londres en diciembre de ese mismo año. Con el final de las vacaciones de Semana Santa muy reciente todavía, Los Suaves cruzan el “charquito” y aterrizan en Palma para descargar dos horas de fuego en la isla.

El lugar elegido para la celebración del concierto fue la sala 1 del Centre Musical Es Gremí, a las afueras de la ciudad. Tras la apertura de puertas, los asistentes tuvieron la oportunidad de abrir boca con la actuación de la banda local Extraño Rock, teloneros aquella noche de unos Suaves que pusieron los pies y el Rock and Roll en el escenario de Es Gremí minutos antes de la medianoche para dar un concierto memorable ante el entregado público mallorquín, que disfrutó como nunca y cuya respuesta dejó claro que había ganas, muchas ganas de que el gato negro se dejase caer por los tejados de la isla.

No he sido capaz de encontrar ninguna crónica del concierto por la red. Ni siquiera en la hemeroteca del Diario de Mallorca. Sin embargo, rebuscando en las profundidades del foro Maneras de vivir, encontré una página donde algunos usuarios compartieron e intercambiaron sus impresiones de aquella noche, y todos parecían coincidir en que la banda cubrió sobradamente las expectativas creadas en torno a su actuación en territorio insular. Dos días después del concierto, uno de los usuarios, calat-al-turab, publicaba en la página antes mencionada el setlist con el que el grupo tiñó de Rock and Roll la noche mallorquina:

No puedo dejar el rock
Cuando los sueños se van
Palabras para Julia

Lisa (1970-1996)
Sin empleo
Ese día piensa en mí
Esa noche te perdí

Si pudiera
Pardao (sin acústica)
Solo de batería (con juego de luces)
Malas noticias
¿Sabes? ¡Phil Lynnot murió!

Tomás el tendero
Buenos Aires Rock and Roll
Tormenta (Intro)
Viajando al fin de la noche
Dile siempre que no estoy (con armónica)

Antisocial
Dolores se llamaba Lola
San Francisco Express
Dulce castigo
El afilador + Himno gallego

Mi casa
Ya nos vamos
La noche se muere (con mano a mano final apoteósico de Fernando y Alberto)

A continuación podéis ver cinco momentos del conciertazo de aquella noche; el primero de ellos, el inicio con Les préludes de Franz Liszt y No puedo dejar el rock (en mi opinión el mejor tema del repertorio suave para abrir el setlist), con el público y Yosi igualmente entregados. El vídeo es de SilviofromMallorca:

 

Así sonaron Sin empleo (atención a la rabia que le imprime Yosi a la interpretación, muy meritoria dada su limitada voz en estos últimos años, y que le viene como anillo al dedo a la desgarradora letra de la canción, tristemente más actual ahora que en 1982) y ese hermoso canto de amistad, soledad y muerte que es Ese día piensa en mí, con la irrupción de una fan que se sube al escenario a abrazar a Yosi, que cariñosamente le devuelve el abrazo como puede mientras la chica es devuelta a su lugar entre el público de la sala. El autor del vídeo es TheJuancarlosrock:

 

Pocos minutos después de lo acontecido en el vídeo de lo anterior llegaba uno de los momentos más especiales del concierto, con la interpretación de Si pudiera y la habitual comunión que esta canción produce entre la banda y el público. Tristemente, el vídeo que podéis ver bajo estas líneas (realizado por Jaume Obrador Vidal) sólo recoge unos escasos 30 segundos de la canción:

 

Si hay una canción de la banda que no necesita presentación de ningún tipo ésa es Dolores. En este vídeo de Lalo Ventoso podemos ver cómo sonó aquella noche la historia de la niña de azul en Es Gremí, con Yosi enloquecido y el público totalmente enardecido:

 

Por último, podéis ver el momento en que la banda tocó la siempre celebrada por el público Dulce castigo en el primero de los bises del concierto. El tema sonó francamente bien aunque Yosi, a esas alturas de la noche, mostraba evidentes señas de cansancio que hicieron flaquear su voz, pero no su entrega y su actitud hacia el público. Nuevamente debemos el vídeo a SilviofromMallorca:

 

Tanto por los vídeos como por los comentarios de muchos de los asistentes en el foro Maneras de vivir los días posteriores al concierto, parece evidente que la banda despachó una más que notable actuación en Es Gremí aquella noche de primavera de 2012. Un año y una semana después, los ourensanos volverían a poner sus pies y sus canciones en la isla durante la Fira del Disc, con un concierto al que dedicaremos el segundo capítulo de esta serie PRIMAVERA SUAVE EN PALMA.

Espero que gracias a estas líneas hayáis tenido la oportunidad de recordar aquel concierto (si estabais entre los asistentes) o, al menos, de descubrir versiones en directo que no conocíais de algunos temas del repertorio suave, especialmente de la tan pocas veces interpretada últimamente Sin empleo, justo cuando más actual resulta la historia que narra.

¡Siempre Suaves!

 

Michel